Están formados por hidrógeno, flúor y carbono. Ten en cuenta que, a diferencia de los CFC y los HCFC, el gas refrigerante HFC no contiene cloro y, por lo tanto, no destruye la capa de ozono.

Descubre la historia sobre el sector de la refrigeración y cuál será el calendario a seguir para adaptarse a la normativa vigente anticontaminación.