El refrigerante R22 es un gas HCFC (Hidroclorofluorocarbono) cuyo uso está prohibido debido a su alta toxicidad y al gran potencial de calentamiento global (GWP) que presenta.

De hecho, tanto el R22 como todos los gases HCFC están restringidos por completo en Europa. Aunque en otros países está de momento permitida su utilización, se encuentran en un proceso de eliminación gradual.

Para ello, los Organismos internacionales instan a la sustitución de estas sustancias por otra serie de gases refrigerantes autorizados y compatibles con los sistemas basados en el R22.

Es el caso de los gases HFC, sustancias en cuya composición se elimina el cloro, gracias a lo cual tienen un impacto nulo en la capa de ozono y además reducen en gran medida el impacto medioambiental.

Por ello, es obligatorio renovar los sistemas que utilicen el R22, base de muchos de los equipos del sector del aire acondicionado (doméstico e industrial), así como en instalaciones de frío comercial o transporte refrigerado.

Estos son los principales gases refrigerantes HFC sustitutos del R22:

  • R-453A: mezcla de gases utilizada como sustituto directo del R22 en equipos con sistema de expansión fijo o regulable que funcionen con temperaturas de evaporación positivas, medias o bajas.

Compatible con el aceite original del sistema, ofrece la misma eficiencia energética y capacidad frigorífica, por lo que el gas refrigerante R-453A es la alternativa más eficaz para equipos de aire acondicionado y para una amplia gama de sistemas de frío comercial e industrial, como cámaras y transporte refrigerados, vitrinas frigoríficas o máquinas expendedoras de bebidas frías

  • R-417A: es el sustituto idóneo para sistemas capilares o TXV con temperaturas de evaporación por encima de -10ºC. Al igual que todos los gases HFC, no daña la capa de ozono y su potencial de calentamiento global es bastante menor que el del R22.

Compatible con sistemas de aire acondicionado doméstico y comercial, el gas refrigerante R-417A es el producto más adecuado para sistemas que utilizaban el R22, como bombas de calor, splits, unidades Rooftop, cámaras de conservación, transporte refrigerado o almacenamiento de alimentos.

  • R-507A: refrigerante válido para sustituir al R22 con un mejor rendimiento operativo, menos toxicidad y cero impacto en la capa de ozono. Es compatible con equipos de refrigeración de temperatura media y baja.

Por ello, es una alternativa de gran eficiencia energética para sistemas inundados, túneles de congelados, pistas de hielo, cámaras y vitrinas frigoríficas o barcos de pesca.

  • R-434A: gas refrigerante sustituto del R22 en equipos de climatización y en sistemas de refrigeración. Se perfila como una solución fácil y segura para máquinas expendedoras de bebidas frías, enfriadores de leche, cámaras refrigeradas o pistas de hielo.

El R-434A ofrece la misma capacidad frigorífica que su antecesor, un deslizamiento de temperatura bajo y es compatible con equipos que dispongan de sistema de expansión regulable (TXV) de hasta -35ºC.

  • R-422D (HFC): alternativa sostenible y menos tóxica para equipos de aire acondicionado doméstico y residencial, o instalaciones de refrigeración de temperatura media de hasta -15ºC.

Compatible con el aceite original del sistema, el gas refrigerante R-422D ofrece una gran rendimiento en aplicaciones de frío industrial y comercial, como cámaras de conservación de supermercados y máquinas de hielo, además de transporte refrigerado.