Gas Fluorado Refrigerante R134A

Llamar: 722 24 01 26

Precio gas R134A (SIN CAF)

Bombonas gas refrigerante

GAS R134A

Información Gas R134A

Información Gas R134A

Ficha Técnica

El gas refrigerante R134A es un HFC, utilizado para el reemplazo del antiguo R12 en muchas aplicaciones.

Su composición goza de una baja toxicidad, así como de unas propiedades físicas y termodinámicas que ofrecen una seguridad y eficiencia a la hora de llevar a cabo dicho en un amplio abanico de segmentos de la refrigeración industrial, especialmente en el aire acondicionado dedicado al sector de la automoción, refrigeración doméstica mediante equipos de aire acondicionado, grandes cámaras frigoríficas en superficies comerciales…

Es de vital importancia que, dicho gas refrigerante, no sea mezclado con los aceites tradicionales empleados en la manipulación del anterior gas refrigerante (mineral y alquilbencénico); sin embargo, su nivel de miscibilidad a la hora de ser empleado con los aceites poliésteres (POE) es notablemente buena.

Composición química y física del R134A

Composición química
% en peso
Nº CE
– 1,1,1,2, Tetrafluoroetano (R-134a) 100% 212-377-0
  • Peso molecular: 102 g/mol
  • Punto ebullición a 1,013 bar: -26,2 ºC
  • Temperatura crítica: 101,1 ºC
  • Presión crítica: 40,67 Bar
  • Densidad liquido a 25 ºC: 1,206 Kg/l
  • Presión de Vapor a 25 ºC: 32,25 bar
  • ODP: 0,0¡

Tipos de aplicaciones del R134A

  • Temperaturas Altas.
  • Temperaturas Medias.
  • Instalaciones nuevas.
  • Retrofit

Instalaciones principales para el uso del R134A

  • Aire acondicionado del auto.
  • Frigoríficos domésticos.
  • Enfriadores de agua centrífugos.
  • Bombas de calor.
  • Cámaras de conservación.
  • Transporte frigorífico.
  • Refrigeración comercial.

¿Qué beneficios tiene la utilización del gas refrigerante R134A?

  • El uso del gas R134A está muy popularizado y estandarizado en España. Se emplea especialmente en la carga y recarga de airea acondicionado dentro del sector automoción, así como en equipos de aire condicionado y cámaras frigoríficas.
  • Su utilización es muy seguro, ofreciendo una calificación de A1/A1 ASHRAE
  • Se puede recargar en caso de fugas.

¿Cómo distribuye Comercial Asircra el gas refrigerante R134A en España?

Nuestro equipo de logística comenzará rápidamente a trabajar en su pedido una vez confirmada el presupuesto. Disponemos de un servicio de envío capaz de enviar su pedido en un plazo inferior a 5 días tanto en la Península Ibérica como a las Islas Baleares.

Los envases disponibles se dividen tres:

  • Envase de 12 kgs.
  • Envase de 30 kgs.
  • Envase de 60 kgs.

 

Diferencias de R12 y R134A

El R12 pertenece a la familia de refrigerantes CFC, considerados como la 1ª generación de gases refrigerantes fluorados. Surgieron en los años 20 ante la necesidad de encontrar sustancias no tóxicas aptas para enfriar aplicaciones industriales. Su uso se extendió sobre todo en los aires acondicionados del sector de la automoción, frigoríficos y sistemas de frío industrial.

Con el paso del tiempo, se descubrió que su combinación de cloro, flúor y carbono representaba una fuerte amenaza para el Medio Ambiente, ya que una vez liberadas estas sustancias, se acumulan en la estratosfera y causaban la destrucción de la capa de ozono (provocada, sobre todo, por el impacto del cloro, un elemento de gran toxicidad).

Por ello, actualmente su uso está prohibido y el mercado tuvo que buscar alternativas al R12 y al resto de gases CFC.

La respuesta llegó con el refrigerante R134A, un gas HFC que representa la 3ª generación de gases refrigerantes fluorados. Los HFC o hidrofluorocarburos se han convertido en la alternativa sostenible y ecológica de los CFC.

Su gran ventaja es que las sustancias que los componen (hidrógeno, flúor y carbono) no afectan a la capa de ozono, ya que no contienen cloro.

Este es el caso del R134A, el sustituto autorizado del R12. En comparación con este gas ya prohibido, presenta importantes ventajas:

  • Mayor deslizamiento de temperatura (en caso de fuga, el fraccionamiento de la
    mezcla sería inferior).
  • Gran estabilidad térmica y química.
  • No es inflamable y tiene una toxicidad baja.
  • Impacto cero en la capa de ozono.
  • Permite una gran compatibilidad con la mayoría de los materiales.
  • Mayor eficiencia energética y capacidad frigorífica.

Todas estas diferencias entre los refrigerantes R12 y R134A hacen que este último sea actualmente el sustituto más rápido y eficaz para una amplia gama de sistemas de frío.

El refrigerante R22 forma parte de los gases HCFC (hidroclorofluorocarburos), considerados como la 2ª generación de refrigerantes fluorados que se desarrolló como alternativa a los gases CFC. Estos últimos fueron prohibidos por su alta amenaza al Medio Ambiente, ya que eran unas sustancias muy tóxicas que contribuían directamente a la destrucción de la capa de ozono.

Para encontrar un producto más ecológico, se apostó por los gases HCFC, unos refrigerantes que en su día resolvieron en cierta medida los riesgos medioambientales y se convirtieron en alternativas más sostenible para la atmósfera. De hecho, su impacto en la capa de ozono era menor y su persistencia también era más reducida.

Por ello, los hidroclorofluorocarburos se convirtieron en los gases más utilizados en aires acondicionados, tanto para instalaciones de tipo industrial como en aparatos domésticas.

Dentro de los gases HCFC, uno de los productos más utilizados fue el refrigerante R22, debido a su amplitud de aplicaciones y rangos de temperatura. Sin embargo, aunque en su momento este refrigerante era menos tóxico que sus antecesores, se demostró que seguía siendo un gas de efecto invernadero y con un potencial de calentamiento global medio-alto.

La razón es que entre sus componentes se encontraba aún el cloro, y por ello los organismos internacionales decidieron su eliminación gradual. En la actualidad, el gas R22 está prohibido en Europa.

Así, con el objetivo de encontrar alternativas más ecológicas, se buscaron una serie de refrigerantes autorizados y compatibles con los sistemas basados en el R22.

Es el caso de los gases HFC (o hidrofluorocarburos). En su composición ya no se encuentra el cloro, y por lo tanto, no afectan en absoluto a la capa de ozono.

Dentro de estos nuevos gases, el refrigerante R134A es en la actualidad en el mejor sustituto autorizado del R22 en múltiples aplicaciones como aire acondicionado de automóviles, frío doméstico/comercial, transporte frigorífico o bombas de calor.

Estas son las ventajas del gas refrigerante R134A con respecto al R22:

  • Potencial de agotamiento de ozono (PAO) igual a cero.
  • Mayor seguridad (no es inflamable y presenta una toxicidad baja).
  • Amplia compatibilidad con la mayoría de los materiales.
  • Propiedades físicas y termodinámicas de alta estabilidad.
  • Se puede recargar en caso de fugas.

Las importantes diferencias entre los refrigerantes R12 y R134A hacen que este último sea actualmente el sustituto más rápido y eficaz para una amplia gama de segmentos de la refrigeración.

Diferencias de R22 y R134A

El refrigerante R22 forma parte de los gases HCFC (hidroclorofluorocarburos), considerados como la 2ª generación de refrigerantes fluorados que se desarrolló como alternativa a los gases CFC. Estos últimos fueron prohibidos por su alta amenaza al Medio Ambiente, ya que eran unas sustancias muy tóxicas que contribuían directamente a la destrucción de la capa de ozono.

Para encontrar un producto más ecológico, se apostó por los gases HCFC, unos refrigerantes que en su día resolvieron en cierta medida los riesgos medioambientales y se convirtieron en alternativas más sostenible para la atmósfera. De hecho, su impacto en la capa de ozono era menor y su persistencia también era más reducida.

Por ello, los hidroclorofluorocarburos se convirtieron en los gases más utilizados en aires acondicionados, tanto para instalaciones de tipo industrial como en aparatos domésticas.

Dentro de los gases HCFC, uno de los productos más utilizados fue el refrigerante R22, debido a su amplitud de aplicaciones y rangos de temperatura. Sin embargo, aunque en su momento este refrigerante era menos tóxico que sus antecesores, se demostró que seguía siendo un gas de efecto invernadero y con un potencial de calentamiento global medio-alto.

La razón es que entre sus componentes se encontraba aún el cloro, y por ello los organismos internacionales decidieron su eliminación gradual. En la actualidad, el gas R22 está prohibido en Europa.

Así, con el objetivo de encontrar alternativas más ecológicas, se buscaron una serie de refrigerantes autorizados y compatibles con los sistemas basados en el R22.

Es el caso de los gases HFC (o hidrofluorocarburos). En su composición ya no se encuentra el cloro, y por lo tanto, no afectan en absoluto a la capa de ozono.

Dentro de estos nuevos gases, el refrigerante R134A es en la actualidad en el mejor sustituto autorizado del R22 en múltiples aplicaciones como aire acondicionado de automóviles, frío doméstico/comercial, transporte frigorífico o bombas de calor.

Estas son las ventajas del gas refrigerante R134A con respecto al R22:

  • Potencial de agotamiento de ozono (PAO) igual a cero.
  • Mayor seguridad (no es inflamable y presenta una toxicidad baja).
  • Amplia compatibilidad con la mayoría de los materiales.
  • Propiedades físicas y termodinámicas de alta estabilidad.
  • Se puede recargar en caso de fugas.

Las importantes diferencias entre los refrigerantes R12 y R134A hacen que este último sea actualmente el sustituto más rápido y eficaz para una amplia gama de segmentos de la refrigeración.

R134A: uno de los gases HFC más relevantes

Considerados como la 3ª generación de gases refrigerantes fluorados, los HFC o hidrofluorocarburos nacieron para convertirse en alternativas sostenibles y más ecológicas.

De hecho, son los sustitutos de otros productos más dañinos, como los ya prohibidos CFC y los HCFC, unos gases que se encuentran en fase de eliminación debido a su alto potencial de calentamiento global.

La gran ventaja de los refrigerantes HFC es que su composición (hidrógeno, flúor y carbono) no afecta en absoluto a la capa de ozono, ya que no contiene cloro, una de las sustancias más tóxicas y dañinas para la atmósfera. Y además, no son inflamables.

Su eficiencia energética y su alta capacidad frigorífica permiten que sus aplicaciones sean muy extensas, y por ello son gases refrigerantes idóneos para instalaciones nuevas del sector de automoción, equipos de aire acondicionado y sistemas de frío comercial e industrial.

Pero además, son los sustitutos más rápidos y eficaces para los gases refrigerantes CFC y HCFC.

Los más utilizados son los siguientes:

  • Gases HFC para sustituir al R-502 (CFC):
  • R-422A y R-428A: alternativas idóneas para sistemas con temperaturas medias y bajas. Presentan una capacidad frigorífica mayor que el R-502, pero con un potencial de calentamiento mucho menor.

Son gases refrigerantes idóneos para supermercados, cámaras frigoríficas, sistemas de almacén/transporte frigorífico o máquinas y pistas de hielo.

  • Gases HFC para sustituir al R-12 (CFC):
  • R-426A y R134A: refrigerantes de sustitución rápida y sencilla con un mayor deslizamiento de temperatura, por lo que en caso de fuga, el fraccionamiento de la
    mezcla sería inferior.

Sus aplicaciones más adecuadas son sistemas de aire acondicionado de automóviles, cámaras de conservación, frigoríficos domésticos o transporte refrigerado, entre otras.

  • Gases HFC para sustituir al R-22 (HCFC):
  • R417A y R-453A: gases refrigerantes válidos para equipos que dispongan de sistemas de expansión regulable (TXV) con temperaturas de evaporación por encima de -10ºC y hasta -35ºC, respectivamente.Se trata de alternativas que sustituyen de un modo rápido y más sostenible al gas R-22 en sistemas de aire acondicionado doméstico y comercial, equipos de conservación de supermercados, transporte refrigerado y cámaras frigoríficas, entre otras aplicaciones.

Si bien es cierto que si comparamos a los refrigerantes HFC con sus antecesores, son más respetuosos con el Medio Ambiente, pero la realidad es que aún siguen siendo gases de efecto invernadero, debido a la presencia de flúor en su composición.

Por ello, los refrigerantes HFC aumentarán a largo plazo el peligro del calentamiento global y aunque de momento solo son responsables de un reducido porcentaje de emisiones, con el tiempo aumentarán su responsabilidad en el impacto medioambiental y en el cambio climático.

Por este motivo, varios Organismos internacionales han tomado la decisión de reducir paulatinamente los gases HFC para sustituirlos por otros con menor potencial de calentamiento global.

De hecho, en la Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal se insta a reducir su uso en un 80% y apostar por refrigerantes con una toxicidad menor, como los gases HFO puros o la combinación de HFC+HFO.

CONTÁCTANOS

Llámanos ó Solicita Presupuesto

Llámanos ó Solicita Presupuesto

LLÁMANOS GRATIS

Pídenos Presupuesto

Gratis y Sin Compromiso

LLÁMANOS GRATIS

Pídenos Presupuesto

Gratis y Sin Compromiso

Déjanos tu teléfono y Te llamamos Gratis

15 + 10 =

Déjanos tu teléfono y Te llamamos Gratis

14 + 15 =

Abrir chat