¿Cómo funcionan los gases fluorados, que tipos hay y cuales son sus prohibiciones?

Los gases fluorados son una familia de gases que se utilizan en una variedad de aplicaciones industriales debido a sus propiedades únicas. Son especialmente conocidos por su uso en sistemas de refrigeración y aire acondicionado, aunque también se utilizan en una serie de otras aplicaciones, incluyendo espumas de aislamiento, aerosoles, equipos de extinción de incendios y electrónica.

Los gases fluorados son estables, no inflamables, y eficaces en la transferencia de calor, lo que los hace ideales para muchas de estas aplicaciones. Sin embargo, también son gases de efecto invernadero potentes, y muchos tienen un alto Potencial de Calentamiento Global (GWP).

Los principales tipos de gases fluorados incluyen:

  1. Hidrofluorocarbonos (HFCs): Estos gases, que incluyen el R134A mencionado en tu pregunta anterior, se introdujeron como una alternativa a los clorofluorocarbonos (CFCs) y los hidroclorofluorocarbonos (HCFCs), que agotan la capa de ozono. Sin embargo, los HFCs tienen un alto GWP, lo que ha llevado a esfuerzos para encontrar alternativas más respetuosas con el clima.
  2. Perfluorocarbonos (PFCs): Estos gases son extremadamente estables y tienen una vida útil muy larga en la atmósfera. Se utilizan en una variedad de aplicaciones industriales, pero también tienen un alto GWP.
  3. Hexafluoruro de azufre (SF6): Este gas se utiliza en la industria eléctrica y en ciertos equipos médicos debido a su estabilidad y excelentes propiedades de aislamiento. Sin embargo, tiene un GWP extremadamente alto.
  4. HFO: Los HFOs (Hidrofluoroolefinas) son una nueva clase de refrigerantes que se están utilizando como alternativas a los hidrofluorocarbonos (HFCs) de alto Potencial de Calentamiento Global (GWP). Los HFOs tienen un GWP mucho más bajo que los HFCs, lo que los hace más respetuosos con el clima.Algunos ejemplos de HFOs incluyen el R-1234yf y el R-1234ze, que se utilizan en aplicaciones de refrigeración y aire acondicionado. También se están utilizando en mezclas con otros gases para reemplazar a los HFCs en una variedad de aplicaciones.Una de las ventajas de los HFOs es que, además de tener un bajo GWP, son similares en muchos aspectos a los HFCs que reemplazan. Son eficientes en la transferencia de calor y son compatibles con muchos de los mismos materiales, lo que puede facilitar la transición a estos nuevos refrigerantes.

En cuanto a las prohibiciones, la Unión Europea ha estado a la vanguardia de los esfuerzos para reducir el uso de gases fluorados de alto GWP. El Reglamento (UE) No 517/2014 sobre gases fluorados de efecto invernadero, que entró en vigor en 2015, establece una serie de medidas para limitar el uso de estos gases. Estas medidas incluyen:

  • Restricciones a la comercialización y uso de ciertos productos y equipos que contienen gases fluorados.
  • Requisitos para prevenir las emisiones de gases fluorados de los equipos existentes.
  • Medidas para fomentar la recuperación y destrucción de gases fluorados al final de la vida útil de los equipos.
  • Reglas sobre la formación y certificación de personal y empresas que trabajan con gases fluorados.

Es importante recordar que cada país puede tener sus propias leyes y regulaciones en relación con el uso de gases fluorados, y estas pueden ser más restrictivas que las normas internacionales. Te recomendaría que consultes con las autoridades locales o nacionales para obtener la información más precisa y actualizada.