Después de la entrada en vigor de la Ley 16/2013, que se comenzó a aplicar en el año 2014, las empresas que actúen como operadores, fabricantes, importadores, revendedores e instaladores de equipos que utilicen gases fluorados o que se encarguen de la adquisición y venta de este tipo de refrigerantes, tienen la obligación de identificarse ante Hacienda y obtener su tarjeta con el número CAF.

Es algo muy leído y escuchado en el sector, pero aún 6 años después, todavía existen dudas acerca de qué es el certificado CAF y qué significa.

Comencemos por el principio: CAF son las siglas de “Código de Actividad de los Gases Fluorados”. Se trata de una relación de números que acreditan que una empresa o individuo están autorizados para realizar actividades con este tipo de gas y que están al corriente de los obligador pagos tributarios de los impuestos aplicados a esta clase de refrigerantes.

Cuando tenemos en nuestras manos la tarjeta CAF estaremos en disposición de llevar a cabo transacciones comerciales, instalaciones y cualquier otra acción relacionada con los gases fluorados. En el caso de que nos encarguemos de diferentes actividades, necesitaremos disponer de tantos códigos como gestiones desarrollemos.

El certificado CAF es, por lo tanto, un trámite obligatorio. Si una empresa no dispone de esta tarjeta, corre el riesgo de tener que hacer frente a sanciones -administrativas es incluso penales- que correrán a cargo de la AEAT (Agencia Tributaria).

La Ley que marca esta obligación insta también a las empresas a inscribirse en el Registro Territorial, a presentar índice de existencias y a presentar una declaración para hacer frente a los diferentes impuestos a los que están sujetos los gases fluorados.

¿Cuáles son los trámites para obtener el certificado CAF?

En España, solo se puede vender gas refrigerante fluorado a las siguientes empresas habilitadas: fabricantes, revendedores, empresas auto mantenedoras, talleres de vehículos que dispongan de un operario con el carnet de manipulador de gases y empresas instaladoras con el mismo carnet.

Pero en todos estos casos, únicamente podrán operar aquellas que hayan tramitado su inscripción en el Registro y hayan obtenido la tarjeta CAF.

Según se detalla en la publicación del BOE cuando entró en vigor la nueva ley, estas son las obligaciones formales que hay que tramitar para hacerse con un Código de Actividad de los Gases Fluorados:

  • Inscribirse en el Registro Territorial de la oficina gestora en cuya demarcación se instale el establecimiento donde ejerzan su actividad o, en su defecto, donde radique su domicilio fiscal.
  • Esta inscripción debe realizarse por cada centro que almacena, manipula y vende gases fluorados.
  • Las personas o entidades que resulten obligadas a inscribirse deberán estar dadas de alta en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores en el epígrafe correspondiente a la actividad a desarrollar. Si no es así, deberán presentarán ante la oficina gestora que corresponda su solicitud.
  • Indicar el nombre y apellidos o razón social, domicilio fiscal y número de identificación fiscal del solicitante (y del representante, si es el caso).
  • Identificar el lugar en que se encuentre situado el establecimiento donde el solicitante ejerza su actividad (dirección, localidad y acreditación del derecho a disponer de las instalaciones).

Esta solicitud deberá ir además acompañada de los siguientes documentos:

  • Una memoria descriptiva de la actividad que se pretende desarrollar en relación con la inscripción que se solicita.
  • La documentación acreditativa que habilite al solicitante para llevar a cabo dicha actividad (por ejemplo, es imprescindible tener el Certificado de Manipulador de Gases Refrigerantes para realizar cualquier carga).

Una vez aceptados todos estos trámites, si todos se consideran válidos, la oficina gestora entregará al interesado una tarjeta acreditativa de la inscripción en el registro En ella, constará el Código de Actividad de los Gases Fluorados (CAF).

Este consta de 8 caracteres alfanuméricos: el primero y segundo identifican a la oficina en la que se efectúa la inscripción en el Registro Territorial; el tercero y cuarto indican la actividad que desarrolla la persona o la entidad, mientras que los caracteres quinto, sexto y séptimo se refieren el número secuencial de inscripción dentro de cada actividad. El octavo es simplemente un dígito de control.

Plazos para solicitar la tarjeta CAF

La solicitud de inscripción se deberá presentar en el mes de diciembre anterior al inicio del año natural siguiente. Por ejemplo, si una persona física o una empresa se inscriben en diciembre de 2020, surtirá efectos a partir del 1 de enero del 2021.

Y por último, una vez hechos todos los trámites, la concesión del carnet CAF está condicionada a la presentación durante el mes de enero de un inventario con fecha 31 de diciembre (del año anterior) donde se indiquen las existencias de los gases fluorados objetos de impuesto de las que fuera titular el solicitante a dicha fecha.

Este documento deberá ser presentado a la oficina gestora, con la firma y documentación del solicitante.

Abrir chat